Funcionamiento - PenRocK rompedores de roca y hormigón

Seguridad - Legalidad - Eficacia
Vaya al Contenido

Menu Principal:

CÓMO FUNCIONA PENROCK
La forma de utilizar los cartuchos PenRocK es muy sencilla y rápida. En esencia: se perfora, se introduce el cartucho, se tapona adecuadamente la perforación realizada y se activa mediante energía eléctrica.

Las perforaciones que los cartuchos PenRocK necesitan son muy pequeñas, de escasamente 8mm y 14mm respectivamente, que se utilizarán dependiendo qué resultados se pretendan y dependiendo de las características de la roca a romper.

Tras la activación, la materia reactiva de PenRocK comenzará a arder. Esta combustión produce una gran cantidad de gases que rompen el continente que los retiene.

Como la combustión es de muy baja velocidad, en el instante se fragmenta la roca cesa la presión y PenRocK se apagará. Es por ello que su comportamiento no es agresivo y las pocas proyecciones que se producen alcanzan muy poca distancia y a muy poca velocidad.

Esto no ocurre con productos que, aún estando categorizados como P2, su composicion química los hace mucho más agresivos pero con mucha menor capacidad de fragmentación. Por ello, no se comportan con la seguridad que ofrece PenRocK.

Podremos dirigir la fragmentación de la roca mediante la disposición de los cartuchos, consiguiendo una previsión de resultados muy alta, bien se trate de cortes o de destrozas. El apoyo con varillas testigo y el polvo de retacado diseñado PenRocK será muy útil.

Es así de sencillo, pero PenRocK ha desarrollado unos protocolos de trabajo que no sólo están dirigidos a la eliminación de incidentes sino también a conseguir resultados con mayor agilidad de uso. La mayor seguridad consiste en no cometer errores o tener olvidos, por lo que es muy importante seguir estos protocolos. De igual forma, se debe seguir la ficha de seguridad y manejo que se incluye en todas las unidades mínimas de venta.
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal